Sígueme a través de Email:

jueves, 29 de enero de 2015

Karla Levy. Entrevista.

Hoy os traigo la entrevista de una escritora de Wattpad. ¡Espero que os guste!






Biografia:



Karla Levy nació en la capital de México donde vivió hasta los veintidos años. Estudió la carrera de psicología en la Universidad de Salamanca, España y al terminar regresó a su país en donde comenzó a escribir sus primeros artículos para la revista Sal! Tiempo después se uniría a la revista In The Mood en donde colaboró durante cuatro años escribiendo notas sobre cómo alcanzar la felicidad.
Desde pequeña mostró un gran interés por la escritura, pero hasta la fecha no se considera escritora, pues manifiesta que “cantar en la ducha no te hace cantante, incluso aunque lo hagas muy bien”.
En el año 2012 la librería Gandhi publicó su relato corto “El Duelo” al resultar ganadora de la antología “El último libro del mundo”, pero no fue hasta finales del 2013 que decidió escribir su primera novela romántica llamada “Siete Meses”. Esta novela basada en hechos reales, narra entre aventuras y viajes por Europa, la historia de amor entre una mexicana y un francés que inevitablemente le romperá el corazón.
La historia se muestra su originalidad al comenzar narrando el momento en que el francés termina con ella por medio de un email sin tacto el día de su cumpleaños número veintiséis, para después dar un giro hacia el pasado y detallar la historia de su primer encuentro con él y el desarrollo de su amor.
La novela tiene una secuela llamada “Seis Meses”, que esta en proceso y ha recibido una gran aceptación por parte de los lectores en línea.
"Siete Meses" se encuentra actualmente participando en los Premios Wattys 2014, donde quedó finalista junto con otras cuatro novelas en la categoria de Literatura Femenina. La premiación se llevará a cabo en Febrero del 2015.
Actualmente, Karla vive en Moscú, Rusia trabajando como profesora de idiomas.
Su sueño no es sólo publicar un libro, sino que la gente lo lea y se sienta inspirada positivamente.



Libros Publicados: 


- Siete Meses
- Desde muy dentro
- Happy Mood
- Saliento el sol
- Seis meses
- Club de lectura: Érase una vez... un libro. 



Entrevista:



LoidaCriadoMore: Gracias por darme el placer de entrevistarte. ¿De donde viene tu pasión por leer? ¿Algún pasatiempo que quieras compartir?

Karla Levy: En casa mi papá sólo nos dejaba tener una televisión en la sala de juegos, por lo que por las noches escogía un libro de la honorable biblioteca que había en casa y leía al menos un capítulo antes de dormir. Recuerdo que cuando era niña me devoraba los libros de “Elige tu propia aventura” en donde uno mismo iba creando la historia al decidir cómo debían actuar los personajes y y asi la historia iba cambiando a nuestra manera. Eran libros de aventuras de piratas y descubrir tesoros o asesinos. Si elegía una puerta incorrecta o navegaba por un río en vez de caminar por el bosque podía terminar muerta, era dievertidísimo. Años más tarde estaría devorando los libros que me obligaban a leer en la escuela. Mi pasatiempo favorito es leer y escribir., aún no puedo llamarlo de otra manera pues lo hago sólo en mis ratos libres.



LCM: ¿Cual fue el mejor consejo que te dieron cuando empezaste a escribir?

KL: Que escribiera aunque tuviera la mente en blanco. Lo que fuera, lo primero que se me ocurriera y después la historia se va formando sola y las ideas empiezan a bajar hasta los dedos.



LCM: ¿Qué sentimientos o qué pensaste cuando escribiste la palabra Fin? ¿Que sientes cuando ves a alguna persona leyendo uno de tus libros?

KL: En mi primer bebé "Siete Meses", la escribí con miedo pues la historia queda inconclusa, así que tenía miedo que mis lectores me fueran a matar por ello, pero reaccionaron bastante bien al ver que había una segunda parte. Cada vez que veo que alguien más ha leído una de mis historias siento un calorcito en el pecho y les escribo agradeciéndoles su voto y pidiéndoles su opinión. Hay veces en que no me creo lo suficientemente buena y me llega un mensaje como “me encanta tu forma de escribir, es mi historia favorita, es lo más original que he leído, me ha hecho reír y llorar...” y siento que uno nunca es buen juez de sí mismo y sigo escribiendo por si algún día puedo leerme con los ojos de los demás.



LCM: ¿Cual  crees tú que ha sido el reto más grande con el cual te has enfrentado a la hora de escribir?

KL: Trato de escribir de la manera más realista posible, natural, sin formalidades. En primer lugar lo hago porque me gusta, me parece ligera y tiene lugar para dejar toques de humor también, pero es dificil, de pronto leo uno de mis diálogos y pienso “nadie en el mundo habla asi” y tengo que escribirlo nuevamente hasta que sienta que quedó natural. Si un par de amigas adolescentes están hablando es muy diferente leer “lo siento Maria Andrea, pero no coincido con tu argumento” a leer  “No mi Andy, yo no pienso igual”, a mi parecer fluye más la lectura.



LCM: ¿Estás satisfecha con los libros que has escrito o cambiarías algo? ¿Quién o qué fue tu inspiración mientras escribías los personajes de tus libros?

KL: Cambiaría mil cosas, por ahora mi bebe "Siete Meses" está concursando para los Premios Wattys 2014 y no puedo modificarle nada, pero me gustaría quitarle un par de capítulos que siento estan de relleno y sacar el primer capítulo y ponerlo de preámbulo en la segunda parte del libro. Con mis historias cortas estoy bastante satisfecha. Mi inspiración viene de personas reales. El libro está basado en hecho reales asi que todos mis personajes son reales algunos icluso hasta conservan sus verdaderos nombres.



LCM:  ¿Haces algún tipo de investigación al preparar la historia?

KL: Sí, definitivamente, aunque mis historias se basan en recuerdos, investigo mucho, sobre todo sobre lugares y países pues mi protagonista viaja mucho.



LCM: ¿Por qué no escribes otro genero? ¿Lo llevas en la sangre?

KL: El género romance es mi favorito porque se me da bien, me encanta leer chick lits y me considero una romántica empedernida. También escribo algo de drama pues creo que puedo expresar bien en palabras el dolor de la gente. Hasta ahora no he tratado de escribir otro género, me gusta poder sacar a la gente de su mundo y llevarlo a otro lleno de amor y felicidad, pero tengo en mente un par de cosas nuevas que intentaré este año.



LCM: Por último, aunque no menos importante. ¿Algunas palabras para tus lectores?

KL: Básicamente es gracias a ustedes que sigo escribiendo. Mucha gente escribe por placer, otros escriben por dinero, yo escribo para ser leída. Me gustaría que las impresiones que he vivido en todos estos años pudieran motivar a la gente de alguna manera, además de “eternizar” a los personajes que han cambiado mi vida y que sin ellos no seria lo que soy.
Mi libro “Siete Meses” esta concursando para los Premios Wattys 2014 y si tuvieran un minuto para votar por ella se los agradecería muchísimo, si es que les gusta claro. Las votaciones se cierran el 31 de enero del 2015.



LCM: Muchas gracias por todo.

KL: Gracias a ti por esta linda iniciativa y ¡éxito en todo lo que hagas!



Redes Sociales:


Wattpad
Twitter

¡Hasta la proxima!

lunes, 26 de enero de 2015

Almudena Gamonoso. Entrevista.

¡Hoy os traigo la entrevista de Almudena Gamonoso!






Biografía:



Almudena Gamonoso Donaire (Valverde del Camino, Huelva, 1983) Es licenciada en filosofía por la Universidad de Sevilla. Ha trabajado en varios centros públicos de enseñanza secundaria en Castilla La  Mancha, labor que ha compaginado con su pasión: la escritura.



Libros publicados:



- El Conejo de la Suerte
- El Hombre De La Mancha Roja 



Entrevista:



LoidaCriadoMore: Hola Almudena muchas gracias por prestarte a responder estas preguntas.

Almudena Gamonoso: A ti, por querer entrevistarme.



LCM: Si tuvieses que vivir la vida de alguno de tus personajes. ¿Cuál elegirías? ¿Por qué?

AG: Creo que ninguna porque todos los personajes son productos y víctimas del momento político, económico y social en el que nos encontramos.



LCM: ¿En qué momento te das cuenta, que una mera idea, se puede convertir en una gran novela?

AG: La escritura se da por necesidad, cuando alguien escribe no piensa que una idea se va a convertir en una gran novela; la escritura está fuera de los parámetros del mercado.



LCM: ¿Cómo enfrentas a las páginas en blanco?

AG: Normalmente empiezo la novela cuando tengo la idea y su posible desarrollo, nunca empiezo a escribir desde cero.



LCM: ¿Te ha sucedido alguna vez que el libro sigue su propio camino, alejado de lo que tú tenías planeado previamente?

AG: Por supuesto que sucede, la historia siempre está sujeta a cambios.



LCM: ¿Te decantas por los finales felices?

AG: Depende de lo que te exijan los personajes y las circunstancias que le rodean.



LCM: ¿Cuándo te das cuenta que la novela ha llegado a su fin?

AG: Cuando empiezo a escribir una novela, ya sé de antemano cuál va a ser el principio y el final, el autor sólo tiene que dirigirla o encauzarla.



LCM: Para escribir primero hay que leer ¿Cómo fue tu acercamiento a la literatura?

AG: Desde pequeña me ha llamado la atención libros como El traje nuevo del emperador de Andersen, Charlie y la fábrica de chocolate de Roald Dhal o Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Stevenson.
A los quince años cayó en mis manos La metamorfosis de Kafka y desde entonces no he podido separarme de ella. Mi segundo libro es un homenaje a él.
Ahora me fascina la literatura de Milan Kundera.



LCM: ¿Tienes algún hábito a la hora de escribir?

AG: Soy una escritora de mapa por lo que necesariamente cuando me siento a escribir necesito tener las ideas claras y atadas.



LCM: Seguro que después de llamar a muchas puertas, llego el gran día en el que las páginas se abrieron de par en par. ¿Qué sentiste en ese momento?

AG: Sigo en la espera.



LCM: ¿Próximos proyectos?

AG: la segunda parte de “El Conejo De La Suerte”.



LCM: Gracias de nuevo un saludo y muchos besos Almudena.

AG: A ti.



Portadas de los libros:






Redes Sociales:





¡Hasta la proxima!

jueves, 22 de enero de 2015

Madame Weasley. Entrevista

Hoy os traigo una entrada de otra escritora de Wattpad, conocida con el nombre de "Madame Weasley"








Biografia: 



Lucía, más conocida en wattpad como Madame Weasley, nació y vive en Argentina.




Libros publicados en Wattpad:


- Mi mejor error (Romione)
- Leyla en Hogwarts: La piedra filosofal (LEH #1)
- Leyla y la Cámara Secreta (LEH #2)
- Leyla Blair: Datos Revelados
- Infiltrada en Narnia
- Rehearsals - A HSM story
- Opiniones de Novelas
- El diario de Susan
- Gris
-Soy tributo (Hunger Games)
-Once Pasos: conoce a Madame Weasley
- Mi idea loca (Extracto)
- El doctor Canuto.



Entrevista:



LoidaCriadoMore: Hola, muchas gracias por prestarte a responder estas preguntas.

Madame Weasley: Es un placer, muchas gracias por elegirme.



LCM: Si tuvieses que vivir la vida de alguno de tus personajes. ¿Cuál elegirías? ¿Por qué?

MW: Yo elegiría vivir como Leyla Blair, sin lugar a dudas. Yo la escogí para volver a narrar la saga “Harry Potter” desde su punto de vista por lo interesante que me pareció el personaje. Ella es muy graciosa y ocurrente, y casi siempre está metiéndose en líos, pero es muy buena amiga y te ayudará si le importas. Y si tuviera que elegir a otro, por alguna razón, sería Hermione Granger, ya que yo soy en verdad una mezcla entre Hermione y Leyla: la nerd payasa.



LCM: ¿En qué momento te das cuenta, que una mera idea, se puede convertir en una gran novela?

MW: Para que cualquier idea se convierta en una gran novela, es necesario estar entusiasmada con ella, porque si no es imposible buscarle el potencial y darse cuenta de la grandeza. Cualquier idea bien trabajada puede ser grande, pero hay algunas que incluso antes de jugar con ellas (escribir capítulos de prueba y jugar con los personajes) dan vueltas en tu cabecita y muestran vistazos de todo en lo que pueden llegar a convertirse. Tengo más de una idea sin trabajar que me sorprende cada día con la complejidad de algunos temas, como si hubiera mucho para excavar.



LCM: ¿Cómo enfrentas a las páginas en blanco?

MW: Escribo lo primero que se me viene a la cabeza por la simple razón de que ya no estará en blanco. Además, siempre esas primeras palabras son espontáneas, te invitan a seguir leyendo y te meten directamente en la historia. Cuando ya sé cómo seguir, termino borrando o modificando esas primeras palabras, pero al menos me sirvieron de inspiración.



LCM: ¿Te ha sucedido alguna vez que el libro a hecho su propio camino, alejado de lo que tú tenías planeado previamente?

MW: Muchas veces. Hasta ahora terminé solamente una historia de extensión de novela, “Leyla en Hogwarts: la piedra filosofal”, el primer libro en la saga. En realidad que hay muchas cosas que no esperaba y que surgían de mis dedos sin mi autorización, pero eran tan geniales que quedaron. El libro no es lo que yo esperaba en un comienzo, pero estoy muy satisfecha y creo que no podría haber escrito algo mejor y más auténtico, porque me dejé llevar. Dejé que fluyera con naturalidad.



LCM: ¿Te decantas por los finales felices?

MW: Tema complicado. Creo que yo nunca escribiría un final rotundamente feliz, porque siento que son empalagosos y poco creíbles (luego mis lectores se quejan un poquito…), pero me encanta leerlos. Cuando los leo en obras ajenas, siento que están bien, que no son empalagosos y que corresponden. Creo que es simplemente cosa del escritor y su propia obra, y no sé cómo se sentirán los autores de esas novelas. Pero estoy tratando de evitar tragedias mayores.



LCM: ¿Cuándo te das cuenta que la novela ha llegado a su fin?

MW: Más o menos a la mitad de la novela ya sé cuál será el final, y, una vez que llego a lo que debe suceder, trato de hacer capítulos contundentes. Alguno de esos será el final, y luego elijo qué cosas sacar o si agrego algo para que quede mejor. Con “Leyla y la Cámara Secreta” hice todo un plan de lo que debe pasar en cada capítulo, para guiarme, y ya sé cómo es la escena final.



LCM: Para escribir primero hay que leer ¿Cómo fue tu acercamiento a la literatura?

MW: Empecé a leer a los cuatro años, y no he parado desde entonces. Mi casa está llena de libros, cada día hay más, y yo tengo bastante que ver con ello. Amo leer, y quiero que la gente ame leer lo que yo escribo. Quise cambiar, pasar de lectora a escritora, por lo asombrada que estaba por los libros. Claro que no tengo que elegir ser alguna de las dos, porque todos los buenos escritores son buenos lectores. También uso la lectura para aprender idiomas; leyendo Harry Potter en diferentes idiomas me ayudó a aprender mucho inglés, alemán, y mejorar en español.



LCM: ¿Tienes algún hábito a la hora de escribir?

MW: Creo que no, y si tengo alguno, no lo noto. Suelo usar el programa Scrivener para escribir, pero ni siquiera eso es constante. Antes no planeaba nada antes de empezar, ahora planeé todo en el libro que estoy escribiendo, otros proyectos los tengo pensados muy levemente para tener más libertad… Creo que simplemente depende del día y de mi humor. La escritura es arte, y el arte no es matemático, a pesar de tener “trucos”.



LCM: Seguro que después de llamar a muchas puertas, llego el gran día en las páginas que se abrieron de par en par. ¿Que sentiste en ese momento?

MW: Un día como cualquier otro, no me acuerdo cómo, encontré Wattpad. Fue un día maravilloso. Yo ya tenía alguna cosa publicada en fanfiction.net, pero esto… esto era superior. Tenía la idea de Leyla, aunque muy borrosa, y decidí escribir un capítulo. Lo subí y hubo muchísimos interesados, a pesar de que no tenía planeado subir más que eso. Tardé mucho en escribir los siguientes, pero luego le agarré el ritmo, y el apoyo de mis lectores fue invaluable. Sin ellos, Leyla no existiría, sería nada más un intento de trescientas palabras. En ese momento no me daba cuenta, pero ahora noto lo afortunada que soy por los fans que tengo. No los cambiaría ni a uno solo.



LCM: ¿Próximos proyectos?

MW: Creo que haré toda la saga de Leyla en Hogwarts, volviendo a narrar los siete libros de Harry Potter, pero tengo que ver… Por ahora tengo pensado terminar el dos, que ya me falta poco, y empezar el tres para ver cómo me va. También tengo varios proyectos para novelas originales, cada vez más cantidad, pero siento que escribiendo sobre Leyla me ayuda a prepararme mejor para el momento de enfrentarme a mis otras obras. Además, estoy tan metida en el personaje que temo perderlo o no poder salir de él para escribir otras cosas y luego volver, así que por ahora planeo seguir con ella.



LCM: Gracias de nuevo un saludo y muchos besos

MW: ¡Muchas gracias por la entrevista! Me gustaron mucho tus preguntas, y tengo curiosidad por saber qué respondieron otros escritores. Muchos saludos y felicidades en este año nuevo.




Redes Sociales:



Twitter 
Wattpad 
Tumblr



Hasta la proxima. 

miércoles, 14 de enero de 2015

Nothing Here. Entrevista.

Hoy os traigo la entrevista de una escritora de wattpad, de la cual soy fan, conocida como Nothing Here.








Biografía:



Lucía, también conocida como NothingHere, es aficionada a la escritura desde la temprana edad de los 7 años (en la que ganó su primer premio como tal). Actualmente es una estudiante loca y cabezota como la que más.



Libros publicados/web:



- Boxing
- ¿Agorafobia?
- Starbucks Coffee
- Amnesia



Entrevista:



LoidaCriadoMore: Hola muchas gracias por prestarte a responder estas preguntas. ¿Porqué te decantastes por el pseudonimo Nothing Here?

Nothing Here: Gracias a ti por darme la oportunidad de hacerlo. ‘NothingHere’, no tiene ningún significado especial para mí, tan solo surgió la idea a causa de una de mis canciones preferidas.



LCM: Si tuvieses que vivir la vida de alguno de tus personajes. ¿Cuál elegirías? ¿Por qué?

NH: Posiblemente, la vida de Luce (protagonista de Boxing), por su carácter fuerte (cosa de la que carezco).



LCM: ¿En qué momento te das cuenta, que una mera idea, se puede convertir en una gran novela?

NH: Es una pregunta curiosa porque yo aún tengo el sentimiento de estar en el lado, digamos, prescindible de Wattpad. De todos modos, creo que al leer todos esos cientos (e incluso miles) de mensajes apoyándome.



LCM: ¿Cómo enfrentas a las páginas en blanco?

NH: No sin esfuerzo. Los lectores piensan que es cosa de sentarse un par de minutos frente el ordenador y tener todo claro y listo para comenzar a escribir, sin embargo,  me cuesta estar un mínimo de dos horas con el capítulo del día.



LCM: ¿Te ha sucedido alguna vez que el libro su propio camino, alejado de lo que tú tenías planeado previamente?

NH: Sí, por ejemplo con Boxing. Tenía otros planes para ese libro.



LCM: ¿Te decantas por los finales felices?
NH: No siempre.



LCM: ¿Cuándo te das cuenta que la novela ha llegado a su fin?

NH: Cuando no hay nada más que contar de ella y cuando todo se vuelve previsible.



LCM: Para escribir primero hay que leer ¿Cómo fue tu acercamiento a la literatura?

NH: Admito que de pequeña no me gustaban los libros. Todo empezó con el libro de Carlos Ruiz Zafón, El príncipe de la niebla.



LCM: ¿Tienes algún hábito a la hora de escribir?

NH: Siempre escribo a partir de media noche, con la luz del flexo, metida en mi cama y comiendo algo estilo patatas fritas.



LCM: Seguro que después de llamar a muchas puertas, llego el gran día en las páginas que se abrieron de par en par. ¿Que sentiste en ese momento?

NH: No puedo describir ese sentimiento, pero he de decir que nunca había estado tan orgullosa.



LCM: ¿Próximos proyectos?
NH: "Amnesia"



LCM: Gracias de nuevo un saludo y muchos besos.

NH: Gracias a ti. Un beso y ¡mucha suerte con esta página!



Redes sociales:



- Wattpad
- Twitter
- Ask.fm



BookTrailer:



Amnesia





Boxing, tráiler 1 y 2









¿Agorafobia?






¡Hasta la proxima!

viernes, 9 de enero de 2015

Sergio del Molino. Entrevista.

Hoy os traigo a un gran escritor, Sergio del Molino.






Biografía:


Sergio del Molino es un escritor y periodista español, conocido fundamentalmente por la novela La hora violeta, donde narra la enfermedad y muerte de su hijo Pablo. La obra obtuvo el Premio "El Ojo Crítico" 2013 de Narrativa de RNE y el XXXV Premio Tigre Juan, de 2013, ex aequo con la obra de Marta Sanz, Daniela Astor y la caja negra.
En mayo de 2013, la revista El Cultural seleccionó a Sergio del Molino como uno de los doce novelistas españoles menores de cuarenta años con más perspectivas, según una lista elaborada por veinticinco críticos y escritores.
En 2009 debutó con el volumen de relatos breves Malas influencias, y ese mismo año publicó el ensayo Soldados en el jardín de la paz, una investigación en clave de reportaje periodístico sobre la colonia alemana instalada en Zaragoza, ciudad en la que reside.
En 2011 apareció El restaurante favorito de Nina Hagen, una antología de crónicas y piezas periodísticas en clave personal.
La publicación, en 2012, de su primera novela, No habrá más enemigo, supuso un primer salto cualitativo en su carrera literaria. Bien recibida por la crítica, la obra fue uno de los diez títulos más recomendados por los libreros españoles de CEGAL en el mes de mayo de 2012.
Como periodista, fue reportero del diario Heraldo de Aragón y actualmente colabora como columnista en ese y en otros medios escritos, así como de radio y televisión. 



Novelas publicadas:



Malas influencias (Tropo Editores, 2009)
Soldados en el jardín de la paz (Prames, 2009)
El restaurante favorito de Nina Hagen (Anorak Ediciones, 2011)
No habrá más enemigo (Tropo Editores, 2012)
La hora violeta (Mondadori, 2013)
Lo que a nadie le importa (Random House, 2014)



Entrevista:

LoidaCriadoMore: Muchas gracias por acceder a ser entrevistado Sergio. ¡Muchas gracias!

Sergio del Molino: Gracias a ti por interesarte por mí.


LoidaCriadoMore: Ya sabemos “Lo que a nadie le importa” pero, ¿qué no le importa a Sergio del Molino?

SDM: Muchas cosas: no me importa el fútbol ni ningún deporte, no me importan los memoriales de agravios de las pequeños partidos neocaciquiles, no me importa la gente aficionada a ofenderse por cualquier comentario, no me importan las declaraciones de los ministros, no me importa la gente que se da mucha importancia, no me importan quienes carecen de sentido del humor y, en general, no me importan los que tienen mucha afición a juzgar a los demás al primer vistazo. Tampoco me importan ni la tele, que no veo, ni los moralistas que acusan a quienes ven la tele de embrutecerse con ella.


               
LoidaCriadoMore: Dices que el presente de indicativo es el tiempo de lo que a nadie le importa. ¿Qué tiene el pretérito perfecto simple que tanto nos engancha?

SDM: No es que nos enganche, es que es el tiempo natural de la narración. Toda narración que se conciba en otro tiempo verbal suena a artificio, hacen falta mucha técnica e imaginación para que un relato en presente suene natural y fluido. Por eso hago un juego en el que digo que hay vidas que parecen ya vividas en pretérito perfecto simple porque parecen hechas para alguna forma de posteridad, con su crónica ya hecha, mientras que la mayoría de las personas vivimos en un presente de indicativo antihistórico y antinarrativo que nos hace efímeros.


LoidaCriadoMore:  A ratos, la novela huele a crónica periodística, cuando te fijas en el pasado de tu abuelo y vas recorriendo en cierta manera sus pasos en la Guerra Civil. También hay algo de retrato costumbrista de la época pasada. ¿Qué ha hecho el periodismo para ayudarte en esta aventura literaria?

SDM: No creo que haya costumbrismo en la novela. Me gustaría hacer una precisión porque en España tenemos un grave problema de percepción que quizá tiene que ver con algunos complejos atávicos. Como mi novela tiene ambientaciones de posguerra en barrios pobres de Madrid, ciertos lectores piensan en costumbrismo. No se les ocurriría pensar en eso si la ambientación fuera en Nueva York o en París. Entonces, usarían otra etiqueta, pero cualquier evocación de época de Madrid es necesariamente costumbrista, sin que se justifique el uso de esa etiqueta. La recreación que yo hago en la novela es anticostumbrista, subjetiva y basada en asociaciones libres entre pasado y presente. Es un Madrid fantástico construido a partir de una experiencia lisérgica. Nada menos costumbrista que eso, no encaja ni por asomo en los estándares del retrato de costumbres. Me sorprende mucho que el paisaje de una ciudad y una época ofusque tanto a algunos lectores que lleguen a ver rasgos de un estereotipo arcaico donde en absoluto los hay. Sobre todo, porque el término “costumbrista” suele usarse de forma denigrante.
Por lo demás, yo uso la crónica con libertad, como uso otros recursos narrativos y otros propios del ensayo y de la poesía. Soy periodista y he tenido una formación como cronista sin duda decisiva en la creación de mi estilo, no lo niego, pero no creo que sea el rasgo determinante, sino uno más de los recursos que empleo para componer una narración híbrida que se aproveche de todas las tradiciones y técnicas narrativas, porque creo en el carácter proteico de la novela y defiendo una forma de novelar libre de convenciones canónicas. También le debo mucho al diarismo y al monólogo interior.


LoidaCriadoMore: Has vuelto a la autoficción como en tu anterior novela y eres un nieto que rompe el silencio de un abuelo. ¿Hay algo de deuda o es más bien un cierto reproche?

SDM: Ni deuda ni reproche. Hay un interés narrativo, una necesidad íntima y difícil de teorizar de explicar quién soy y de dónde vengo. Digo que es difícil de teorizar, y por eso hago literatura con ella, porque la literatura empieza ahí donde fracasa la argumentación lógica. La narración se desliza por aquellos lugares que nos cuesta verbalizar o hacer comprender a los demás. Esta novela, quizá como toda mi literatura, la que he escrito y la que escribiré, es un intento (fracasado de antemano, y consciente de su fracaso, pues no se puede hacer literatura con otra actitud) de comprenderme.  Todo el libro gira en torno a una idea imprecisa pero muy fuerte y poética: el lar. Pienso en las figuritas que los romanos guardaban para deificar a sus antepasados. Me apetecía explorar esa idea de linaje, ir más allá de mi propio nacimiento, descubrir qué hay de mi identidad en las identidades de los que vinieron antes que yo.


LoidaCriadoMore: Dices que te resulta natural escribir y lo natural es escribir sobre lo que uno vive. ¿Te resulta fácil hablar sobre ti mismo?

SDM: Me ha costado mucho. Ha sido parte de la búsqueda de una voz literaria, un proceso que empezó desde que tuve conciencia de que quería dedicarme a escribir. No es necesariamente natural escribir sobre lo que se vive. En mi caso, he tenido que sufrir un doloroso proceso de conceptualización para desprenderme de la ficción. Esto es el fruto de muchos ensayos, muchos errores y muchas lecturas y pensamientos. Pero, en el  instante en que me convencí de que el pudor era mi enemigo, me sentí libre y, en cierto sentido, cómodo. Empecé a entender el gozo de escribir.


LoidaCriadoMore: ¿Qué repercusiones tiene el escribir una especie de autobiografía cuando el  libro ya ha sido publicado?

SDM:  Ninguna. En general, me he sentido más o menos comprendido. La verdad es que me preocupan poco las repercusiones directas del contenido del libro, me interesa más establecer diálogos literarios con autores y libros afines. Y esos diálogos, por desgracia, se dan poco. Al menos, en España.


LoidaCriadoMore:  La novela gira en torno al silencio y tú lo elaboras hasta convertirlo en palabras a media voz, ¿qué es lo que más te ha costado escuchar?

SDM: Lo que no me han dicho y lo que no he querido escuchar. Hay un ejemplo de cada. En un momento de la novela, me pregunto si mi abuelo, como soldado de un ejército en campaña de conquista, se comportó como se comportan los soldados de esos ejércitos. Me pregunto si participó en los saqueos y en las violaciones tan propias de la guerra, si su supervivencia tuvo algo que ver con eso. Entre lo que no he querido escuchar: qué hacía mi bisabuelo falangista cuando iba de voluntario a una prisión política de mujeres en plena guerra civil. Pude averiguarlo, está documentado, sé en qué archivo están los documentos que me lo aclararían. Pero no he querido comprobarlo. No he querido enfrentarme a la prueba que me confirme algo atroz que me resulta muy difícil de soportar. La mera sospecha es suficiente. Es la ventaja de escribir literatura: la sospecha basta, no necesito enfrentarme a la verdad en forma documental.


LoidaCriadoMore: En tu blog, dentro del diario de promoción que redactas, haces referencia a una pregunta que te hizo Alberto Olmos en una presentación a la que respondes que, si pensaras, no escribirías.

SDM: Eso tiene que ver con mi condición de escritor intuitivo. Yo valoro mucho la intuición como herramienta creativa. No soy un escritor técnico ni pendiente del artificio. Me gusta confiar en mi instinto, dejar volar la prosa, que el libro vuele sin tu ayuda en algún momento. Por eso soy grafómano, mi poética se construye sobre la obra ya escrita, nunca al revés. Primero escribo y luego pienso sobre lo que he escrito.


LoidaCriadoMore: Escribes en la novela que eres un escritor dominado por los libros. ¿Se pierden siempre las batallas contra la literatura?

SDM: Inevitablemente. Se escribe dentro de la tradición pero también en su contra. Se escribe contra el cliché pero con el riesgo de crear nuevos. Me gusta entender lo que hago dentro de algo vivo y proteico, en continua duda y refutación. Detesto las cosas definitivas y terminadas, las cosmovisiones sin grietas y la gente que cree que la inmutabilidad es una virtud cuando es una propiedad de lo estúpido.


LoidaCriadoMore: ¿Qué ha hecho la literatura por Sergio del Molino? ¿Qué ha hecho Sergio del Molino por la literatura? ¿Qué autores duermen en tu mesilla de noche?

SDM: La literatura lo ha hecho todo por mí. Vivo inmerso en ella de una forma probablemente ingenua, anacrónica y pasionalmente ridícula. Yo sólo aspiro a ser un escritor lo bastante digno como para no dañarla. Me conformaría con poder seguir pariendo libros y celebrándolos y que me dejen formar parte de algo tan gozoso e importante (para mí). Mis lecturas son muy eclécticas. Soy un autodidacta desordenado, mi canon cambia mucho. Ahora mismo, sin embargo, estoy leyendo mucha historia. Me interesan mucho los historiadores ingleses. Ojalá hubiera algo así en español, esa mezcla de elegancia, rigor, audacia conceptual (esa valentía para enfrentarse a los relatos establecidos y romperlos) y capacidad comunicativa. Muchos españoles podríamos aprender de ellos. Y no me refiero sólo a los historiadores.


LoidaCriadoMore:  La hora violeta. Sumerges al lector en un mundo plagado de hospitales, pruebas y medicaciones que resulta realmente duro. Como dices en tu libro, una geografía hostil que sin embargo muestra la realidad más allá de los sentimientos.

SDM: Dices que sumerjo y no es del todo correcto. Es el lector quien decide sumergirse, yo no obligo a nadie a leer. La literatura, a diferencia de otras formas de comunicación, no es intrusiva, requiere una participación muy activa por parte del lector. Por eso, en las contadas veces en que me han reprochado la dureza, a menudo preguntándome retóricamente por qué cuento todo eso, yo devuelvo la pregunta al lector: tú sabrás por qué lo lees.


LoidaCriadoMore:  Con independencia del dolor que puede sentirse en las tristes circunstancias que se ven venir, la narración es bastante contenida, invitando al silencio y a la reflexión.

SDM: No podía ser de otra forma. Lo último que quería hacer era un melodrama. La única forma de honrar el dolor y transmitirlo con eficacia es la contención estilística. Si no conseguía contenerlo, los gritos resultantes hubieran devenido en caricaturas. El relato se hubiera convertido en algo arquetípico, inverosímil, y habría traicionado el dolor que quería honrar.


LoidaCriadoMore:  Padres dolidos, rabiosos y dolientes enfrentados a contingencias que superan a cualquiera. Puede que esa sea la razón del trazo frío que a veces se nota en tu libro.

SDM: No creo que “La hora violeta” sea un libro frío. Una cosa es la contención y otra muy distinta la frialdad. Creo que todas y cada una de sus páginas están saturadas de amor. De hecho, la contención es una muestra de delicadeza. El estilo, dijo Pérez Andújar, es una postura moral. Creo sinceramente, pero eso sería quizá muy largo de explicar, que detrás de lo cursi se esconde una amoralidad y una falta absoluta de empatía y sentimientos. Creo también que nos han engañado demasiadas veces, que hay demasiados plañideros que impostan sentimientos. No percibo ninguna calidez en el desborde emocional, sólo tópico y mentira.


LoidaCriadoMore: Realista, narrada en primera persona, los sentimientos del padre y del enfermo se hacen plausibles. ¿Es el estilo más adecuado para empatizar con el lector?

SDM: Es el único que yo podía aceptar. Cualquier otra elección habría sido una impostura, artificio, algo propio de trileros y embaucadores. No era una cuestión de eficacia narrativa, sino una elección moral: mostrarme yo mismo, con mi voz y mi carne, no delegar en terceras personas ni utilizar máscaras o trucos de ventrílocuo.


LoidaCriadoMore:¿Cómo se trabaja con un protagonista, un niño, ajeno por naturaleza a los matices, que gana el amor del lector con su sola existencia, sin necesidad de una construcción previa?

SDM: No trabajé nada, lo escribí en trance, dolorido, aullando, llorando después de cada sesión de escritura. No tengo ni la más remota idea de cómo lo hice.


LoidaCriadoMore: Siguiendo la línea del título, ¿todo el mundo pasa en algún momento por esa hora violeta en la que todo parece estar detenido?

SDM: No lo creo. Hace falta estar muy jodido para eso. La vida se te tiene que romper por mil partes para entender y descubrir esa hora violeta. Es una consecuencia del sufrimiento intenso, y no todo el mundo sufre así. No todo el mundo pasa por experiencias como la mía. De hecho, es relativamente raro en el mundo actual. Y aún te diré más: creo que la autoayuda, la psicología barata y cierta tendencia paternalista por parte del poder y sus instituciones han banalizado el sufrimiento. No desdeño el componente subjetivo del sufrimiento, pero hay gente que cree que sufre mucho y, en realidad, no le ha pasado nunca nada que justifique ese sufrimiento, pero imagino que sufrir tiene cierto prestigio, que hay gente que ansía presentarse a los demás como sufrientes. Creo que esa actitud banaliza el dolor de quienes de verdad lo pasan mal. Me he encontrado cosas que desbordan el insulto. Me han dicho cosas a las que no he podido responder porque sólo podía hacerlo siendo grosero. Por ejemplo, alguien me dijo una vez que él, como yo, había tenido una pérdida y había sufrido un duelo. Cuando le pregunté qué era, me contó que había discutido con su amigo de toda la vida y lo había perdido y le echaba mucho de menos, y que entendía lo que yo contaba en “La hora violeta” porque él también sufría un duelo. No dudo de que añorase a su amigo, yo también he perdido amigos por discusiones, como todo el mundo, pero que me contara aquello me parecía insultante. No respondí nada, porque lo único sensato era mandarle a la mierda. Historias como esa me han sucedido varias veces con algunos lectores, lo que me lleva a concluir que existe una percepción muy distorsionada de lo que significa sufrir.


LoidaCriadoMore: Muchas gracias por concerme esta entrevista por milésima vez. Besos y hasta la próxima!

SDM: A ti de nuevo por interesarte por mi. Muchos besos.



Redes sociales:






¡Espero que os haya gustado! Una gran entrevista con una gran persona. ¡Hasta el Miercoles!

lunes, 5 de enero de 2015

Murciélagos del polen. Entrevista.

Hoy os traigo a una banda de Rock. ¡Espero que os guste!





Biografía del grupo:



Banda de rock de Terrassa, formada por cuatro amigos con el fin de pasar buenos ratos. Corazón, garra y rockanrol meten en los escenarios. Rock en castellano influenciado por Rosendo, Barricada o Platero y Tú. Actualmente grabando su primer disco “A 180”, que saldrá a principios de 2015.
Guitarras Xavi Pérez y Manel González, batería Jose Luis Rosa y bajo Enzo Mazzariello. Voz: todos








Discos/Temas publicados:



- A 180. Enero 2015
- A 180. Adelanto en Facebook
- Perra. Adelanto en Facebook
- Saturar tu Cuerpo. Adelanto en Facebook






Entrevista:



LoidaCriadoMore: Gracias por concedernos esta entrevista.

Murciélagos del polen: Gracias a ti por la oportunidad y el interés.



LCM: ¿Cómo y cuándo nace Murciélagos del polen? ¿De dónde viene el nombre del grupo?

MDP: Hace algunos años. La banda nace sin querer: nos juntamos unos cuantos amigos sólo para pasar buenos ratos, tocando todo tipo de versiones de rock nacional tipo Marea, El Último Ke Zierre, Barricada, etc, en el garaje de uno de nosotros. Hasta que un buen día vimos que teníamos un montón de canciones listas para un concierto y decidimos preparar un bolo. A partir de ahí decidimos escribir nuestras propias canciones.
El nombre viene de una coña que tuvimos echando unas cervezuelas en un bar. Resulta que existe un murciélago que se alimenta de polen y es de color blanco. Nos hizo gracia el asunto y decidimos ponernos ese nombre. También porque es un nombre raro que enseguida se le queda a la gente.



LCM: ¿Cuál o cuáles son los estilos que tocáis? ¿Cuáles son vuestras influencias?

MDP: El estilo es el denominado “Rock urbano”. Aunque dentro de ese estilo hacemos canciones muy diferentes entre ellas. Desde el más puro rockanrol hasta temas mas punkis, pasando por temas cañeros o más tranquilitos.
Las influencias es lo que escucha cada uno en su casa. Cada uno escucha mucho tipo de rock diferente, pero tenemos en común el rock español. Así que cuando quedamos en el local para hacer canciones, nos sale el rock español por las venas.



LCM: Últimamente cada grupo que aparece, salvo contadas ocasiones, suena a copia de una copia de otra copia… ¿Creéis que es así? ¿Qué creéis que os diferencia a vosotros?

MDP: Bueno, un poco complicado. Para empezar porque el rockanrol ya está inventado, y es muy dificil no parecerse a alguien cuando tienes claras influencias. Puede ser que hayan grupos que sean copias, pero es que actualmente pegas una patada a una piedra y hay mil grupos, y claro si hay 20 chavales amantes de Rosendo, pues las bandas son rosendianas. Hay muchos tipos de rock, y dentro de cada tipo hay la tira de bandas.
Pienso que a nosotros lo que nos diferencia es que los cuatro somos amigos desde antes de tener el grupo. Pasamos el día juntos a parte de los ensayos. Es decir: juergas, movidas, las familias, etc. Nuestra amistad va más allá del grupo. Y eso se nota cuando nos ves en el escenario. A nivel musical, los cuatro somos cantantes. Y eso es otra diferencia: no hay una voz principal fija, así que convierte las canciones muy diferentes entre ellas. Y otra diferencia es que estamos abiertos a todo tipo de rock. En los conciertos hemos hecho versiones muy diferentes entre ellas, desde Sabina a Helloween pasando por Los Zigarros, Eskorbuto o Mojinos Escozios. No nos cerramos a nada. Quien sabe si un día nos sale algo de Julio Igleisas...



LCM: ¿Qué tenéis en mente para los próximos meses?

MDP: Nuestro primer disco “A 180” estará listo en enero así que para los próximos meses tenemos en mente tocar, tocar y tocar.



LCM: ¿La música ha dejado de ser un hobbie para convertirse en algo más para vosotros?

MDP: Pienso que si. Era un hobbie cuando íbamos al garaje del Jose a beber, a tocar versiones y a hacer el gamberro. Ahora es bastante más serio. Trabajamos mucho en ello, invertimos mucho dinero y estamos grabando un disco. Ahora se ha convertido en defender nuestra historia sea donde sea.



LCM: Poneos soñadores… ¿una banda con la que compartir escenario?

MDP: Supongo que cada uno de mis compañeros respondería algo diferente. A mi me gustaría compartir escenario con Poncho K, porque estoy seguro de que nos lo pasaríamos de puta madre con él en un escenario.



LCM: Algo que queráis compartir con todos nosotros.

MDP: Si te gusta el rock, ven a ver un concierto de Murciélagos del Polen porque aseguramos pasar un buen rato a todos los asistentes. Luego del bolo nos vamos a echar unas copas por ahí



LCM: Os deseamos mucha suerte, ¡nos vemos de concierto!

MDP: Muchas gracias a vosotros, salud y rockanrol!




Redes sociales:



Twitter
Facebook



Primera entrevista estupenda de este 2015. ¡Hasta la proxima!